Cinco principios para entrenar a deportistas jóvenes

En este artículo se resumen los hallazgos de la investigación CET (Coach Effectiviness Training) de Smith Y Smoll (1997) en la que el objetivo es conseguir que los entrenadores se comprometan con la formación de sus equipos. De esta forma se conseguirán equipos que trabajan en climas positivos,  deportistas satisfechos y que se sienten parte de un equipo.

Los entrenadores y las entrenadoras para conseguir entrenamientos efectivos tendrían que seguir los principios que se explican a continuación:

  1. “Ganar” no se define en términos de registros de éxitos o fracasos sino en términos de realizar el máximo esfuerzo y lograr mejoras. Se va a intentar crear un clima de aprendizaje y de desarrollo frente a un clima competitivo. El entrenador se centra en lograr que el deportista se divierta y sienta satisfacción con el deporte, aprenda aspectos técnicos y mejore su autoconfianza y autoestima, algo fundamental, especialmente cuando se entrena a deportistas jóvenes.
  2. La relación entre el deportista y el entrenador se basa en un acercamiento positivo basado en el refuerzo, la motivación y la instrucción técnica. Se recomienda utilizar la técnica del sándwich (cumplido, instrucción precisa y cumplido):

– (Cumplido): “¡Cuánta energía! Parecías realmente fuerte cuando te acercabas a la red.

– (Instrucción precisa): “Ahora si te detienes y te paras frente a la red te verás como un profesional cuando hagas una volea”.

– (Cumplido): “Sigue con el trabajo duro; estás mejorando”.

3. Se establecen normas que destacan las obligaciones mutuas de los deportistas para que aprendan a ayudarse y apoyarse entre sí. Fomentar el apoyo social, la buena relación entre compañeros y el compromiso son aspectos clave. El entrenador puede establecer normas para repartir la responsabilidad de los miembros del equipo y asegurar su cumplimiento. Cooperación y colaboración frente a la competitividad.

4. Para promover que los miembros del equipo estén involucrados y comprometidos se puede proponer la participación de los deportistas en aquellas decisiones que no requieran de una gran “expertise” y, siempre y cuando el equipo esté unido (ya que si el equipo no está unido, la toma de decisiones conjunta puede generar conflictos y dividir el grupo).

5. Y por último, es muy importante que los entrenadores desarrollen capacidad de autocontrol, ya que de manera constante van a recibir retroalimentación de sus equipos. Es clave que los entrenadores sean los primeros que responden de manera adecuada y con autocontrol, para que su propio ejemplo sirva de enseñanza de habilidades de gestión emocional, como se suele decir, para “predicar con el ejemplo”.

Por lo tanto, es importante que la motivación y los objetivos de los entrenadores de deportistas jóvenes se dirijan a enseñar, desarrollar y motivar a sus deportistas, ya que tratan con personas que se están desarrollando.

Te animo a que te preguntes si como entrenador de deportistas jóvenes ¿tu motivación es competitiva o formativa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s